El tributo musical de José Antonio García Mena a la familia Torrens-Navarro.

0
Share
José Antonio Garcia Mena con Horizonte

30-09-2021 Lily Forado

Oscar Wilde decía que el arte de la música es el que más cercano se halla de las  alegrías y los recuerdos” . Para viajar en el tiempo, uno de los billetes favoritos que  utilizamos siempre es la música. Es la que nos permite revivir de nuevo emociones  del pasado, recordar esos bellos momentos irrepetibles en el tiempo. En pocas  palabras, un par de acordes son suficientes para iniciar ese recuerdo y despertar  un sinfín de emociones. 

En el ámbito de la Doma Clásica, una gran Freestyle es aquella que cautiva el público, aquella que deja sin aliento, aquella que evoca emociones, aquella que eriza la piel. José Antonio García Mena lo tenía claro desde el minuto uno. Sin ningún tipo de duda, el jinete olímpico decidió desempolvar la famosa kur de su pupila Concha Navarro con Dimero.

En 2016, Concha Navarro Torrens fue a por todas en el Cto. de Menores. Sin nada que perder y mucho que ganar, la alumna de José Antonio García Mena se impuso en la clasificación general y volvió a casa con el título de Campeona de España. Sus melodías de Grease son aquellas que le recuerdan ese año dorado y aviva esos momentos tan inolvidables.

El domingo 26 de septiembre de 2021, los acordes de la freestyle de Concha y Dimero resonaron en las Cadenas. La música fue al unísono de los trancos de Horizonte. Tras su parada final, el jinete salió del cuadrilongo y se enfundó en un eterno abrazo con Concha Navarro. Un abrazo lleno de emociones.

José Antonio García Mena y Conchita Navarro. Fotografía cedida por Lola Almeda

La selección y uso de la música de José Antonio García Mena no fue al azar, sino por deseo propio. Su baile del domingo fue dedicado a Concha Torrens. Mena quiso rendir homenaje a toda la familia Navarro Torrens. Su tributo musical evocó los grandes recuerdos de estos últimos años y fue una bella forma de conmemorar, y dedicarles un momento de alegría.

Padres de Conchita Navarro

El recuerdo de la madre de Conchita Navarro es indeleble. Su lucha contra el cáncer se paró hace un mes. La madre de Conchita sembró en sus hijos valores, entregó su amor y pasión, forjó con alegría el futuro de sus hijos y les dio el equipaje para andar por la vida. Una mujer muy querida en el mundo ecuestre que disfrutó de la pasión de sus hijos tranco a tranco.

ENtradas relacionadas