Ciao Bella Rose: Isabell Werth despide a su yegua en Aachen

0
Share

02-07-2022 Nota de Prensa editada por Lily Forado

Una vez concluidos los Juegos Olímpicos de Tokio 2022, Isabell Werth anunció que retiraba a Bella Rose. La despedida estaba planeada para el CHIO Aachen de 2021 (Septiembre), pero semanas previo a ello , la yegua sufrió un cólico y por ello se pospuso la ceremonia para este año.

Ayer por la noche, a las 20:00, todos los amantes del ballet ecuestre se dieron cita en el Deutsche Bank  Stadium, el mejor estadio del mundo para rendir homenaje a una gran estrella de la Doma Clásica. Las gradas llenas hasta rebosar, Bella Rose entró en la pista y todo el mundo disfrutó de su último baile.  Los ingredientes estaban ahí: aplausos estruendosos, ovaciones de pie, pañuelos ondeando. Isabell y Bella Rose fueron pura compenetración . Al son de las melodías clásicas, Bella Rose ,que se encontraba en plena forma, brilló en cada uno de los ejercicios. En la última pirueta al piaffe, Isabell animó al público y eso se tradujo en delirio de aplausos.

El compendio musical de su Kur que resonó con fuerza incluyó melodías de la Novena de Beethoven. Bajo la batuta de Tanja Raich, el coro en directo acompañó los tonos musicales. Todo estuvo planeado al detalle y fue simplemente mágico. Al final nadie pudo quedarse sentado.  Silbidos y gritos de júbilo acompañaron a Bella Rose en cada uno de sus movimientos. 

Tras su prueba musical, hubo la parte protocolaria con los discursos en alemán. Todo su equipo estuvo allí: la propietaria Madeleine Winter-Schulze,  los entrenadores nacionales Monica Theodorescu y Jonny Hilberath, así como el jefe del equipo Klaus Roeser.

6.000 entusiastas fueron los afortunados de ver la Gala de Bella Rose . La despedida con “Muss I Denn” sonando en los altavoces, acompañado con el movimiento de los pañuelos blancos fue indescriptible. El estadio se tiñó de blanco con el mar de pañuelos. Algunas lágrimas en los ojos de los espectadores fue la gran tónica de la despedida de una de las mejores yeguas del circuito ecuestre.

Isabell Werth admitió que estaba muy emocionada y a la vez feliz de haber podido presentar su ‘Bella Rose’ al público en plena forma.

La historia de Bella Rose e Isabell Werth es para ser contada. “Nunca dejes de creer” es el lema que define su historia. Una carrera marcada por grandes triunfos, pero diluida por lesiones, que luego continuó con una vuelta por todo lo alto coleccionando múltiples títulos y medallas. El hecho de que Isabell nunca dejo de creer en la mejoría de su yegua , su fe y su dedicación absoluta hacia Bella Rose 2  tuvo su recompensa.

Ciao Bella Rose
ENtradas relacionadas